Tiempo de fulares

¿Os habéis dado cuenta que cuando empieza el frío huele diferente? El otoño ya está aquí, y nos trae muchas sensaciones agradables: escuchar cómo crujen las hojas caídas al pisarlas, saltar sobre los charcos con botas de goma, o sentirnos reconfortadas al abrigarnos. Para estos primeros días de frío nada mejor que este fular de gasa de algodón, con un tacto muy agradable, pintado a mano en tonos azules, grises y amarillos.

Tiñendo con cerezas

Nos gusta teñir con plantas y elementos naturales. Encontramos información muy inspiradora en algunos blogs, y nos hemos lanzado a la piscina para experimentar con un tinte de cerezas. Utilizamos alumbre y cremor tártaro como mordientes, y modificamos el color original con diferentes cantidades de bicarbonato de sodio, con el que obtuvimos unos tonos más azulados. En las fotografías podéis ver el bonito color de los tintes y el resultado en pañuelos de gasa de algodón.

tintes_cereza

Pañuelos_cereza