Temporada de moras (III): receta de bizcocho marmolado de yogurt y moras silvestres

Sí, teníamos tantas moras que todavía nos sobraron después de hacer unos cuantos botes de rica mermelada casera y de teñir unos chales y fulares de seda. ¿Y qué hicimos? Pues dejarnos llevar por nuestro lado goloso y hornear un bizcocho marmolado con moras con el que cerramos la trilogía. Suena bien y sabe mejor 😉

receta bizcocho moras yogur y vainilla

CAPÍTULO III: RECETA DE BIZCOCHO MARMOLADO DE YOGURT Y MORAS SILVESTRES

Ingredientes:

  • 120 gramos de harina
  • 200 gramos de moras
  • 100 gramos de azúcar
  • 100 gramos de mantequilla sin sal
  • 2 huevos
  • 1 yogurt griego
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 1 pellizco de sal

PREPARACIÓN

Se trituran las moras con la batidora o el pasapuré (excepto un par de puñados) y se pasan por un colador o un chino para eliminar las semillas. Se añade una cucharada de azúcar y se reserva.

Se mezcla con la batidora la mantequilla con el resto del azúcar a baja velocidad. Se añaden los huevos y la esencia de vainilla y se mezcla hasta que quede uniforme. Por último se incorpora la harina, batiendo bien para eliminar grumos, y el yogurt.

Incorporamos tres o cuatro cucharadas de esta mezcla al puré de moras y removemos hasta que quede homogéneo, de manera que tendremos dos masas: una con todos los ingredientes, incluidas las moras, y otra sin las moras.

En una fuente para horno que habremos untado con mantequilla vamos echando las dos masas de forma alternativa y las moras enteras. Pinchamos y removemos ligeramente para conseguir el efecto marmolado.

Por último, horneamos a 180 grados durante unos 45 minutos. A nosotras nos pareció que ya estaba bien doradito a los 35 minutos, y el cuchillo salió bien limpio al pincharlo, pero la verdad es que no le hubiese venido mal un poco más de horno (aunque la hora y cuarto que sugería la receta que seguimos nos parece demasiado).

¡Nos salió riquísimo! ¡Lástima que ya no queden ni las migas! No os olvidéis de contarnos si probáis la receta.

Temporada de moras (II): tintes naturales con moras silvestres (y #blogersando)

Hace unos días os contábamos que estuvimos recogiendo moras en familia, y os prometimos tres ideas que se nos ocurrieron para hacer con ellas. La primera era la receta de una deliciosísima mermelada de moras casera, y hoy vamos marchando con la segunda.

CAPÍTULO II: TINTES NATURALES CON MORAS SILVESTRES

Seguro que nadie se sorprende si les hablan del poder tintóreo de las moras. Casi todxs nos hemos manchado alguna prenda de morado comiendo estos frutos, y luego no habrá habido manera de sacar la mancha. ¿Y por qué no utilizar esta explosión de color para teñir algo?

Ya sabéis que nos fascina todo el proceso de teñir con plantas, por eso nos hemos animado a teñir tres piezas de seda que os mostramos a continuación:

En primer lugar teñimos un fular de seda 100% en el que hemos obtenido un suave tono rosado:

Fular de seda rosa teñida con moras

En la siguiente pieza, un chal de seda 100%, intentamos conseguir un tono algo más oscuro que en el fular, para lo que mantuvimos la seda durante más tiempo en el tinte:

Chal de seda rosa teñida con moras

Por último modificamos el tinte con sulfato de hierro. Así los rosas y morados se transforman como por arte de magia en un precioso gris azulado, que nos tiene loquitas de amor. Además, empleando la técnica del shibori, hemos conseguido un elegante efecto marmolado en este chal de seda 100%.

Fular de seda gris teñida con moras

Fular de seda gris Tintes naturales

Tintes naturales con moras silvestres

Somos unas frikis de los tintes naturales. Por eso cuando en Blogersando anunciaron que el tema para septiembre eran las frutas, lo vimos clarísmo: nuestro hueco en el juego tendría que ser tiñendo con frutas.

Y con esto ya sólo nos queda un post para cerrar nuestra trilogía con las moras. ¡Permanezcan atentos a sus pantallas!

Temporada de moras (I): receta de mermelada de moras casera

Una de las actividades más divertidas de finales del verano (al menos para nosotras) es ir a buscar moras silvestres. Hace unos días aprovechamos que en el pueblitobueno hay unas cuantas zarzamoras bien cargaditas de frutos para hacer una excursión toda la familia, Minicolibríes incluidos. Y como éramos muchos recolectando, el resultado fue unos cuantos kilos de moras, además de algún arañazo que otro.

receta casera de mermelada de moras

¿Y qué se puede hacer cuando tienes varios kilos de moras en la cocina de tu casa? Seguramente muchas cosas, pero nosotras os queremos dar algunas ideas en una saga de tres capítulos 😉

CAPÍTULO I: MERMELADA DE MORAS SILVESTRES

Aunque no sea la temática habitual del blog, queremos compartir con vosotrxs la receta de la mermelada casera de moras que hicimos, porque es muy fácil de hacer y está de chuparse los dedos hasta la altura del codo.

Ingredientes:

  • 700 gramos de moras silvestres
  • 500 gramos de azucar
  • el zumo de un limón

Preparación:

En primer lugar debéis lavar las moras y quitarles los restos de tallos que pudiesen haber quedado al recolectarlas. Separamos las moras en dos mitades aproximadas: una de ellas la pasaremos por el pasapuré, mientras que mantendremos las moras de la otra mitad enteras.

mermelada de moras casera

Pasamos el puré de moras por un chino o un colador para eliminar las semillas, y lo incorporamos a un cazo junto con las moras enteras, el azúcar y el zumo de limón. Lo coceremos a fuego suave removiendo de vez en cuando hasta que tome una consistencia un poco espesa (tened en cuenta que al enfriarse se solidificará un poco más). El tiempo de cocción variará en función de la potencia de la cocina o de lo jugosas que estén las moras, pero si os sirve de orientación, nosotras lo tuvimos cociendo unos 45 minutos.

mermelada casera de moras silvestres

Y este ha sido el resultado: una deliciosa mermelada casera de moras estupenda para desayunar y merendar.

receta de mermelada casera de moras

¿Os apetece un poco? ¿Cuál es vuestra mermelada favorita?

¿Y qué pasa con el resto de capítulos? Pues cómo dicen en la televisión, continuará…

ACTUALIZACIÓN

Capítulo II: Tintes naturales con moras silvestres