Colores naturales

No hay nada como trabajar con elementos naturales. Tejidos como la seda nos permiten utilizar una gran variedad de plantas tintóreas, con las que conseguimos piezas realmente especiales, con colores sorprendentes que aparecen de los pucheros como si se tratase de brujería.

Estos fulares han sido teñidos con palo campeche, cochinilla, índigo, zanahoria, eucalipto, castaño de indias, paraguaya, naranja y cantueso, con los que hemos obtenido unos bonitos colores de base. Posteriormente hemos pintado algunos de los fulares a mano. El resultado: pañuelos únicos e irrepetibles.

Lamentablemente, no hemos conseguido recoger todos los matices de los colores en la fotografía, así que lo mejor será que veáis los pañuelos en persona =)