Como jugando al mikado

Con el calor y el solecito del verano que tenemos a la vuelta de la esquina apetece lucir prendas más ligeras y que dejen algo más de piel al aire. Así que, aunque con estos días de tormentas de la semana pasada parecía que lo que llegaba era el otoño, os queremos enseñar nuestro último diseño: un top hecho a mano con un diseño exclusivo y completamente irrepetible.

¿Conocéis un juego llamado «mikado»? Se trata de un juego de habilidad en el que los participantes tienen que ir retirando palitos que se entrecruzan con la precaución de no mover el resto. Pues a algo parecido al mikado nos recuerda este top artesanal. Lo hemos confeccionado con un punto de viscosa en un bonito color morado y hemos realizado un canesú en el que cintas de raso se superponen unas a otras, cruzándose y trenzándose como los palillos del juego, de forma casi aleatoria. Por eso, este top es absolutamente irrepetible: igual que cada partida de mikado es diferente a todas las anteriores, es imposible confeccionar otro canesú exactamente igual al que estáis viendo.

Además, nos gustan las prendas versátiles. Será porque tenemos nuestros embarazos muy cerca, pero cuando confeccionamos una prenda intentamos diseñarla de manera que se pueda utilizar con o sin tripita. En este top hemos añadido un bonito drapeado en la parte frontal, que permite a la prenda abrirse y dejar espacio para una barriguita si fuese necesario. Y si no la hay, el pliegue queda más cerrado y sienta tan bien como a nuestra querida modelo.

¡Esperamos que os guste!

camiseta handmade con canesú de cintas 01

camiseta handmade con canesú de cintas 02

camiseta handmade con canesú de cintas 03

camiseta handmade con canesú de cintas 04

Pequeña equilibrista

Siempre nos ha fascinado la capacidad de los funambulistas de mantenerse en equilibrio sobre unos finos cables de acero. Caminan seguros de que no van a caer, tanteando cada paso en la cuerda floja y midiendo el riesgo en cada momento, con la certeza de que cada zancada les hace estar más cerca de la seguridad de la plataforma. Y a veces la vida nos lanza a aventuras en las que de alguna manera empezamos un baile como si fuésemos acróbatas en el cable, avanzando y tratando de no caer. Pero siempre avanzando.

Sobre la cuerda floja y sin red baila esta equilibrista con la que hemos decorado nuestra última camiseta. Está pintada a mano con cariño y con mimo, convirtiéndola en una camiseta única, original y divertida. Por supuesto, como siempre que elaboramos una prenda para los más pequeños, elegimos los tejidos naturales y esta camiseta está confeccionada en algodón 100%.

Esperamos que os guste tanto como a nosotras. Y ya sabéis, si queréis lucir una equilibrista tan chula como esta, no tenéis más que silbar 😉

camiseta_equilibrista_01

camiseta_equilibrista_04

Más seda pintada a mano

Últimamente tenemos miles de cosas que hacer. Esto de publicar un post semanal se nos hace cada vez más complicado. Y no es porque no estemos trabajando y creando nuevos diseños, sino todo lo contrario: dedicamos casi toda nuestro tiepo productivo (el poco que nos dejan nuestros churumbeles) a coser y a pintar, con lo que no nos quedan huecos para fotografiar lo que vamos haciendo ni para escribir en el blog.

Por suerte, tenemos unas cuantas entradas en la recámara, y hoy os mostramos una de ellas. Se trata de una pequeña colección de pañuelos y fulares de seda 100% pintados a mano mediante diferentes técnicas artesanales, como siempre con mimo y con cariño. ¿Quién no se merece una pieza única como estas?

seda_pintada_03

seda_pintada_02

seda_pintada_04

seda_pintada_01

De otro mundo

Uno de los trabajos con los que más disfrutamos es cuando pintamos ropa para niños y bebés. Y nos gusta aún más cuando el destinatario del trabajo es un peque tan achuchable como el dueño de este body pintado a mano.

La inspiración últimamente nos ha llevado a viajar por los aires, aunque en esta ocasión hemos llegado tan lejos que nuestro último diseño llega de una galaxia muy muy lejana. Y es que este simpático extraterrestre ha venido a ampliar nuestra colección de ropa para bebés pintada a mano, y dispuesto a darse un paseo por las estrellas o a explorar un planeta desconocido.

Como siempre que trabajamos para los más pequeños, la elección del tejido es fundamental. Por esto, hemos trabajado sobre un body de algodón 100%, que, después de un rato de trabajo, se ha convertido en una prenda única y divertida. ¡Esperamos que os guste y que disfrutéis del puente!

body_pintado_a_mano_06

body_pintado_a_mano_07

Tiñendo con plantas: color mostaza

Antes de hablaros sobre tintes naturales y tejidos, me gustaría contaros una historia.

Hace unos días, mientras preparaba un tinte con elementos naturales, llegué a este post de La tienda de dibus en el que Laura reflexiona sobre el paso del tiempo con la excusa del incio de la primavera y de unas flores amarillas. Y resulta que la aulaga, unas flores amarillas primas hermanas de las suyas, era lo que yo estaba utilizando para teñir. No es más que una casualidad intrascendente, como cuando descubres que alguien a quien conoces ha vivido en tu barrio o ha estudiado lo mismo que tú. No lleva a nada más que exclamar un ¡Anda! y tal vez a unos minutos de conversación sobre el tema. Pero me hace gracia que en esta vida 2.0 en la que estamos sumidos, las conexiones y casualidades se produzcan con gente que está a cientos de kilómetros y a la que ni siquiera conoces.

El resultado de esa cacerola en la que mezclamos flores y seda, y de algún otro puchero más, ha sido una pequeña colección de fulares y chales en color mostaza, uno de los colores imprescindibles para la temporada, que podéis ver a continuación.

De la cacerola de la casualidad surgió este bonito fular en seda 100% teñido de manera artesanal con aulaga:

tinte_natural_04_gs

Quisimos matizar el tono obtenido con la aulaga y oscurecerlo levemente. Utilizando cebolla, helecho y sulfato de hierro, conseguimos este bonito chal de seda 100% con un suave efecto amarmolado:

tinte_natural_03_gsCsFe

tinte_natural_02_gsCsFe

Otra manera de conseguir los tonos mostaza tiñendo con plantas es usando cúrcuma y sulfato de hierro, elementos naturales con los que teñimos el último fular, también en seda 100% y con un elegante efecto amarmolado.

tinte_natural_05_cursFE

tinte_natural_06_cursFE

Se pueden obtener multitud de colores tiñendo con plantas u otros elementos naturales, nosotras ya os hemos mostrado algunos ejemplos. Nuestra pequeña colección de fulares y chales de seda 100% teñidos de manera artesanal son prueba de que no hay necesidad de renunciar ni a los colores de temporada ni a una forma diferente y sostenible de teñir.

tinte_natural_07_mostaza

Y si a estas alturas del post, sigues sin saber qué es la aulaga, pues aquí te la presento. ¿A que la habías visto mil veces y nunca imaginaste que se podría utilizar para teñir?

aulaga

Body de altos vuelos

Las vacaciones se acabaron, pero no estamos tristes. Hemos disfrutado del sol y de la buena compañía, y hemos cogido fuerzas suficientes para seguir pintando y cosiendo.

En esta ocasión os queremos mostrar un trabajo que finalizamos antes de estos días de descanso, que hicimos con mucho cariño para uno de nuestros bebés favoritos. Siempre que creamos un nuevo diseño nos gusta dejar volar nuestra imaginación. Esta vez tanto ha sido así que, volando, volando, de nuestros pinceles ha aparecido este intrépido piloto para aterrizar en un body pintado a mano perfecto para los peques más aventureros. Como es habitual, nos gusta escoger tejidos naturales, por lo que el body es de algodón 100%, ideal para la piel sensible de los bebés.

Aquí tenéis el resultado: un body personalizado, divertido y único, hecho a mano con mucho amor que añadir a nuestra colección. ¡Esperamos que os guste!

Vestido celeste para tripitas crecientes

Una amiga nos pidió un vestido especial para regalar a una futura mami: había visto el diseño que habíamos confeccionado para una de nuestras mamis favoritas y le había encantado. Después de hablar con ella para concretar los detalles del diseño, agarramos los patrones, las tijeras, el hilo y la aguja y, voilà, aquí tenéis el último vestido para una embarazada que ha salido de nuestro taller.

Para este diseño hemos elegido un bonito escote redondo y manga francesa, perfecto para los días de primavera que tenemos a la vuelta de la esquina. Lo hemos confeccionado en punto de viscosa en color celeste, un tejido natural que nos encanta por su preciosa caída y su movimiento, y lo hemos pintado a mano para conseguir una pieza alegre y única, salpicada de pequeñas explosiones de color. Y lo mejor de este diseño es que sienta fenomenal con y sin tripita 🙂

¡Esperamos que os guste!

 

Otro vestido único

Cada prenda que realizamos es única. Pero a veces creamos algo que nos gusta tanto, que lo modificamos un poco para obtener algo nuevo, que vuelva a ser único y tan bonito como el original.

Este vestido ha estado en nuestras cabezas durante mucho tiempo: la forma, los colores de las telas, los detalles… porque estaba pensado para alguien muy especial. Por eso hemos puesto todo nuestro cariño en cada parte del proceso de confección, desde la elaboración de los patrones hasta la última puntada. Y aunque tenga un vestido hermano, para nosotras sí que es un vestido único.

Como siempre, hemos diseñado y confeccionado este vestido de manera totalmente artesanal utilizando telas de algodón 100%. ¡Esperamos que os guste!

Lento pero seguro

¿Recordáis la fábula de la liebre y la tortuga? A veces nos sentimos un poco tortuguitas, vamos caminando despacito, despacito, pero estamos seguras de que llegaremos :).

Y como las tortugas son nuestras amigas, hemos retratado a una de ellas para transformar una camiseta. Hemos partido de una camiseta de algodón biológico 100%, pusimos a trabajar nuestros pinceles y nuestras agujas, y pasito a pasito hemos llegado a la meta: una prenda divertida, única y exclusiva, perfecta para regalar. ¡Esperamos que os guste!

Más colores naturales

Los productos químicos están tan presentes en nuestra vida que a veces se nos olvida que, hasta hace no mucho tiempo, la única manera de conseguir dar color a los tejidos era utilizando los pigmentos de las plantas. Tal vez por esta falta de memoria nos seguimos sorprendiendo cada vez que preparamos una cazuela, cocemos unas cuantas hojas y obtenemos un tono nuevo. La cantidad de colores que podemos conseguir con elementos naturales, humildes y cercanos, es inimaginable. Y además conseguimos alejar alguna que otra sustancia tóxica de nuestra piel. En definitiva, lo natural mola más.

En las fotografías podéis ver chales y fulares de seda teñidos con lombarda, eucalipto modificado con hierro, índigo, naranja, castaño de indias y lavanda, que añadiremos a nuestra pequeña colección de pañuelos de seda teñidos con plantas mientras decidimos qué hacer con ellos (¿los pintamos o los dejamos así?) y que esperamos que os gusten tanto como a nosotras.